Cómo plantar albahaca, cultivo y cuidados

Plantar albahaca en el huerto

La albahaca es una planta muy común en nuestras cocinas ya que su aroma aporta un toque especial a cualquier plato. Eso sin contar las propiedades medicinales y curativas que tiene. ¿Porque a quién no le gusta una rica salsa pesto o una ensalada aderezada con un poquito de esta planta aromática? Pues además de sus beneficios para la salud, es una planta muy fácil de cultivar, tanto en maceta como en el jardín, lo cual es genial si las plantas no se te dan bien.

Cuando sembrar albahaca en España

Para empezar la albahaca puede cultivarse por medio de semillas o esquejes. Si decides sembrar semillas de albahaca, has de saber que no necesitan mucha profundidad: con un par de centímetros es suficiente.

Una vez que ha sembrado las semillas, hay que cubrir la maceta con papel transparente de cocina para que el sustrato y las semillas se mantengan húmedas; además, hay que colocar el contenedor cerca de una ventana en la que dé el sol la mayor parte del día. Cada día tienes que regar tus semillas al menos una vez, y tapar con el papel transparente. Si vas a plantar esquejes, es importante tener en cuenta que la mejor época es la primavera.

Con respecto a la temperatura necesaria para que la albahaca crezca con éxito, hay que partir del hecho de que esta planta quiere temperaturas cálidas entre 18 y 25 grados; por tanto, si vives en un lugar con clima frío o propenso a las heladas, tendrás que cultivarla en el interior de tu casa o en un invernadero, donde es más fácil reproducir las condiciones de supervivencia.

Además, la albahaca necesita luz directa del sol durante la mayor parte del día, aunque es cierto que en algunas regiones en las que las temperaturas son altas también puede crecer a la sombra. En cualquier caso lo que sí necesita es ser regada de forma regular cada dos o tres días sin pasarse, ya que las raíces pueden ahogarse por exceso de agua o dar pie a la aparición de hongos.

Por otra parte el sustrato que necesita esta planta aromática es de tipo orgánico un poco de abono no le viene mal aunque tampoco es estrictamente necesario los fertilizantes igualmente le vienen bien pero no son indispensables para su correcto  desarrollo. Lo que sí que es importante es asegurarse de que el suelo drena bien y si has plantado en maceta que está tenga agujeros en su base para que expulse el exceso de agua

Beneficios de la albahaca

Cómo se ha dicho al principio, la albahaca es una planta aromática que se utiliza en la cocina para aderezar multitud de platos, pero también es un gran remedio para combatir algunas plagas, siempre que la siembres junto a tomates, pimientos, calabacines y pepinos, ya que repele insectos como la mosca blanca, el pulgón o los mosquitos. También es muy buena para combatir ciertos hongos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *