Plantar Eucaliptos: Un árbol extranjero

Cómo plantar eucaliptos

Estos árboles de hoja perenne y cuyas hojas tienen propiedades medicinales son muy fáciles de cuidar, especialmente si vives en zonas húmedas, elemento indispensable para el desarrollo de esta planta.

Dónde plantar los eucaliptos ¿Interior o exterior?

Para saber cómo plantar un eucalipto en el exterior lo primero es plantearnos el espacio con el que contamos para su crecimiento ya que estos árboles pueden llegar a medir  50  metros, dependiendo de la especie, siendo frondosos en general. Además, si lo vas a plantar en tu jardín, ten en cuenta que el eucalipto produce emanaciones químicas y tienen unas raíces muy largas, por lo que no crecerán otras plantas a su alrededor.

Si lo vas a utilizar como planta de interior, has de saber que no todos los tipos de eucalipto son aptas para interiores. Es fundamental utilizar un sustrato que permita un buen drenaje, a ser posible arcilloso, y situar la maceta en un lugar donde la orientación sea sur.

El riego debe ser moderado pero frecuente, cuando veas que la capa superior está seca. Retira el exceso de  agua de la bandeja de la maceta para que no se pudran las raices. Tampoco debes mojar el eucalipto pensando que esto le va a ayudar a desarrollarse; al contrario.  Otro aspecto importante si vas a cultivar eucalipto dentro de casa es procurar tenerlo en una habitación cálida y luminosa los meses de frío para protegerlos de las bajas temperaturas.

Cuidados del Eucalipto

Hay numerosas especies de eucalipto, pero los cuidados son similares en todas ellas, no necesitando tener muchos conocimientos de jardinería; por no mencionar que sus hojas tienen multiples usos medicinales que pueden interesarte. Para conseguir que tu eucalipto se convierta en un árbol es fundamental protejerlo de las heladas y del calor extremo.

En cuanto al agua necesaria, depende de la zona en la que vivas; hay que mantenerlo húmedo, y aumentar el riego en las épocas de calor. El eucalipto absorbe gran cantidad de agua en la época de lluvias, lo que les permite sobrevivir durante los meses de verano. No obstante, requieren un sustrato húmedo.

Por otra parte, este árbol necesita mucha luz, por lo que es mejor plantarlo en un lugar donde dé el sol, y preferiblemente orientado hacia el sur.

Los suelos arcillosos son los que mejor le van al eucalipto, aunque pueden crecer incluso en superficies pobres y ácidas. Puedes enriquecerlo con nutrientes de sílice y acidez neutra. Si tu eucalipto es de interior, recuerda fertilizarlo sólo en primavera, cuando lo transplantes (es bueno trasplantarlo cada primavera porque a los eucaliptos no les viene bien tener las raices agarradas a la maceta)

La poda del eucalipto se realiza en los meses de primavera y principios de verano, pero si tu planta es de interior, puedes podarlo cuando veas que es necesario para retirar las hojas muertas, y mantener la forma y el tamaño que quieras. Por cierto, los eucaliptos también pueden entrenarse como bonsais resultando en una planta preciosa y decorativa como pocas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *