1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deliciosas Fresas. Aprende a plantarlas y cultivarlas

¿A quién no le gustan las fresas? Esta fruta tan rica está de moda y es muy fácil de cultivar ya que no necesita de muchos cuidados para germinar y dar fruto.  Tanto si tienes un huerto como si las vas a cultivar dentro de casa, no vas a tener problema siempre que tengas en cuenta los siguientes consejos, ya que esta planta es muy agradecida y dará frutos cada año con poco que le des.

Qué necesitas saber para cultivar fresas

Si quieres saber más sobre plantas ornamentales

Para empezar, es importante plantar la fresa en la época adecuada, que es a finales de invierno o principios de primavera.  Si tienes espacio en tu huerto para cultivarlas, mejor. Pero si no es posible, puedes incluso plantarlas en una maceta y conservarlas dentro de casa.

Puedes plantar las semillas que se encuentran en el exterior de la fruta o reproducirlas por medio de plántulas, que es lo más sencillo; además, son muy fáciles de encontrar ya que los venden en cualquier vivero o especializada.

Por cierto has de saber que existen unas cuantas variedades de fresa y que no todas van a crecer de la misma forma en la región en la que vives, por lo que antes de comprarlas conviene que preguntes en el vivero cuál es la que mejor se adapta a las necesidades y características de tu jardín.

Asegúrate de que la maceta tiene agujeros en su base,  lo cual permite expulsar el excedente de agua y además facilita el drenaje,  ya que las raíces se pudren si se acumula líquido en el interior de la maceta. Si vas a plantar directamente en tu huerto, es mejor que lo hagas en caballones o surcos, colocando las plántulas en la parte superior y dejando una separación de unos 30-40 cm entre una y otra.

Lo único que es indispensable en el cultivo de la fresa es la luz solar. Estas plantas necesitan mucha luz para crecer; por lo demás, aguantan bien el frío y el calor, incluso las heladas. Tampoco es necesario que abones el terreno o utilices fertilizantes, salvo que quieras aumentar su producción por cuestiones de mercado.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la cantidad de agua que reciben las fresas, ya que ha de ser de forma constante, pero sin pasarse  porque el exceso puede provocar que la planta se ahogue y muera. Lo mejor es un sistema de riego por goteo, así que si tienes huerto, puedes pensar en adquirir uno para que tus fresas reciban todo el agua que necesitan.

Cómo plantar fresas. Consejos extra

Para empezar, aunque no es necesario el uso de abono, puedes aumentar la producción de las  fresas utilizando estiércol, que ayuda a que éstas crezcan más grandes y con más sabor. También puedes protegerlas de las heladas, aunque las fresas son muy resistentes. Para ello puedes cultivarlas dentro de un invernadero, o utilizar mantillo, o incluso cultivarlas dentro de casa.

Algunos productores de fresa recomiendan  plantar las fresas elevadas; es decir, evitando que toquen el suelo, y así se las protege del ataque de insectos y de otras plagas.

Cuidados de las Fresas.

La mayoría de las variedades de fresas emiten delgadas ramas, provistas de nudos, llamadas estolones. En cada nudo aparece una pequeña plantita que, bien enraizada, nos sirve para la multiplicación del fresal.

Estas nuevas plantas deben estar libres de toda enfermedad cuando se pretenda iniciar una plantación. Si son fresas pequeñas  también es posible reproducrilas por semillas o por división de la mata.

Los fresones solo se reproducen por estolones o división de la planta.

 

Deja un comentario