1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Cómo plantar frijoles o chicharros en casa

Los frijoles o chicharros constituyen uno de los alimentos más completos que existen en nuestra gastronomía y en la gastronomía mexicana, ya que tienen un alto contenido en proteínas y fibra además de numerosos minerales, entre los que destacan los folatos y las vitaminas del grupo B. Esta legumbre procede de Centroamérica y Sudamérica, aunque hoy en día se cultiva en todo el mundo para el consumo en todas sus variedades, bien en semillas secas conocidas como alubias o habichuelas, judías blancas, pintas o negras; o bien en su variedad fresca que todos conocemos como judías.

Cómo plantar un frijol en casa

Si quieres saber más sobre plantas ornamentales

Su cultivo es muy sencillo, tanto que hoy en día constituye una actividad infantil muy común en centros escolares para demostrar el desarrollo de una planta. Puede hacerse de formas diferentes. La más común consiste en empapar con abundante agua un trozo de algodón, a continuación hay que colocar el frijol encima; sin olvidarnos de que todo este proceso debe realizarse en un pequeño recipiente, qué puede ser un vaso de plástico transparente o un tarro de cristal, así podremos ver como progresa la germinación del frijol. Una vez que los brotes comienzan a aparecer es el momento de trasplantar lo a una maceta.

El tamaño del recipiente depende de la cantidad de frijoles qué vas a plantar; en cualquier caso asegúrate de que dicha maceta tiene agujeros en su base porque aunque los frijoles necesitan humedad no conviene que está se acumule en el sustrato lo cual puede llegar a producir moho en las raíces incluso matar la planta. Las semillas necesitan una cierta profundidad de sembrado por lo que debes colocar las en torno a los 10-15 centímetros por debajo de la superficie.

Condiciones de cultivo de los frijoles

Los frijoles crecen tanto en climas fríos como cálidos, dependiendo de la variedad lo más importante es que reciban luz  directa del sol la mayor parte del día. Otro punto importante es el tipo de sustrato en el que debes sembrar las alubias en este sentido hay que decir qué estás crecen con facilidad en todo tipo de suelos, pero los más favorables son los suelos ligeros que tengan un buen drenaje; olvídate de los suelos arcillosos calizos o salinos y de aquellos en los que el agua se encharca con facilidad. En general los frijoles necesitan un pH que oscile entre el 6 y el 7 y medio.

Con respecto a los abonos y fertilizantes no conviene abusar ya que los frijoles de por sí  tienden a liberar nitrógeno, qué es un componente básico de los mismos. No obstante puedes añadir turba húmeda abono o estiércol maduro sí el suelo es demasiado ligero y arenoso o un poco de cal si por el contrario el sustrato es muy ácido.

En cuanto a la cantidad de agua necesaria no conviene abusar lo importante es que el suelo permanezca húmedo por lo que conviene humedecerlo siempre que veas que la parte superior se ha secado. Además acuérdate de regar el suelo y no la planta.

Así que ya sabes si te apetece plantar frijoles en casa es muy sencillo si tienes en cuenta estos pequeños detalles. Podrás disfrutar de una cosecha de alubias 100% naturales.

 

Deja un comentario