Realizar la siembra de pasto

Cómo sembrar semillas de pasto.

Las semillas de pasto o césped son muy comunes en cualquier jardín que se precie, ya que funcionan muy bien como elemento decorativo y no requieren de grandes cuidados o experiencia en jardinería para mantenerlo.

Preparación de la tierra para la siembra de pasto.

Un factor fundamental para que el césped crezca sano y en buenas condiciones es preparar la tierra antes de plantar las semillas. Lo primero que hay que hacer es mojar la tierra sin llegar a inundarla y remover bien el suelo; lo normal es cavar unos 5 o 6 centímetros, pero si el suelo sigue teniendo un color similar al de la capa que está al aire libre, o mantiene un tono blanquecino, es aconsejable seguir cavando incluso hasta 20 centímetros. Se retiran las piedras con una azada.

Después se agregan fertilizantes y abonos, que bien puedes comprar en el vivero o hacerlos tú mismo en casa con restos de flores, hojas de otras plantas, e incluso cascaras de frutas, etc. En fin cualquier resto orgánico sirve a este propósito. Pasa el rastrillo para seguir removiendo la tierra.

Existen varios tipos de césped, según las temperaturas a que son sometidos o la luz solar que reciben; por lo que antes de comprar las semillas, ten claro dónde lo vas a plantar y las necesidades que el entorno requiere. Esparce bien las semillas, y vuelve a remover la tierra, pero esta vez de forma más suave empleando un rastrillo. Por último riega un poco el área sembrada evitando los chorros de agua. Un factor esencial para el crecimiento de las semillas de pasto es la humedad; hay que regar a menudo (en zonas cálidas, hasta dos veces al día) y mantener el suelo húmedo.

Cuidados para el césped

Como ya se ha dicho, hay que regar con frecuencia y mantener el suelo húmedo. Las semillas de pasto crecen rápidamente y se pueden cortar una vez que alcancen los 6 o 7 centímetros. Después de este primer corte, no vuelvas a segar hasta que el pasto alcance la mitad de la longitud que quieres para el césped; es decir, si te gusta que el pasto tenga 10 centímetros de altura, espera a que crezca 5.

En cuanto a la mejor época para que sembrar semillas de pasto, es preferible entre mayo y julio, pero como depende del tipo de pasto que vayas a sembrar, pregunta en el vivero donde compres el pasto y que un profesional que conozca las características de la región en cuanto a temperatura, luz, y humedad te aconseje.

Si vas a sembrar sobre césped antiguo (resembrar) para tapar huecos, tienes que cortar el césped más bajo de lo que lo haces siempre. El proceso es muy parecido al que se sigue para plantar semillas de pasto por primera vez: remover cuidadosamente la tierra para oxigenarla utilizando una azada, añadir compost y fertilizante. Después se echan las semillas y volvemos a remover con un rastrillo, y con mucho cuidado se tapan las semillas. Se echa mantillo, y se vuelve a regar toda el área evitando echar chorros de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *