1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Plantar un limonero en nuestra casa

Estos árboles frutales decorativos crecen sobre todo en climas cálidos aunque, si eres capaz de mantener las condiciones de cultivo, tú también puedes plantar un limonero en tu jardín; solo tienes que seguir estos pequeños consejos que vamos a dar.

Cómo plantar un limonero a partir de una semilla

Si quieres saber más sobre plantas ornamentales

Plantar la semilla de un limonero es muy sencillo, aunque ya sabes que el tiempo de espera se multiplica; no obstante, es tan fácil que cualquiera puede hacerlo. Para empezar necesitas un limón que cortarás por la mitad; hay que dejar que se seque la superficie del mismo y, una vez que esto ha sucedido, hay que sacar las semillas.

Vamos a sembrar varias semillas porque puede suceder que no todas germinen; después, elegiremos los mejores brotes. Para ello tomaremos las de mayor tamaño y las que parezcan más sanas. A continuación, con un cuchillo o unas tijeras haremos una pequeña incisión en el lateral de cada semilla; de esta forma germinarán con más rapidez.

Tomamos un recipiente cualquiera, puede ser un tarro de cristal, una maceta, o una botella de plástico cortada por la mitad. Este no va a ser su hábitat de por vida por lo que puedes utilizar aquello que te venga mejor. Lo llenamos de sustrato para macetas, que puedes encontrar en cualquier vivero; a continuación colocamos nuestras semillas ya perforadas a unos 2 centímetros de profundidad.

Apretamos con los dedos un poco y dejamos que pasen unos días hasta que comencemos a ver los brotes, lo cual sucederá unos 10 o 15 días más tarde.

Al cabo de 2 meses nuestro limonero será ya una pequeña planta y es el momento de trasplantarlo a una maceta más grande; verás que dentro de un año tu limonero dará frutos, una de las grandes ventajas de este árbol frutal.

Cómo plantar un limonero en una maceta

Otra opción muy común es plantar un pequeño árbol en una maceta; para ello solo tendrás que trasplantarlo a un recipiente acorde con su tamaño. Recuerda que estos árboles alcanzan una buena altura por lo que la maceta debe ser grande. Los limoneros son plantas exigentes en cuanto al sustrato, por lo que te recomendamos utilizar un compost enriquecido con humus de lombriz, o una mezcla de turba, arena, y corteza de pino. No te olvides de  añadir de vez en cuando poco de fertilizante a base de nitrógeno.

Otro punto importante es asegurarte de que la maceta tiene agujeros en la base ya que los limoneros necesitan un suelo que drene bien o se ahogaran sus raíces.

Otros cuidados a tener en cuenta

Los limoneros necesitan abundante luz directa del sol por lo que debes tener en cuenta este factor a la hora de elegir su ubicación. Además, también necesitan un suelo húmedo por lo que hay que regarlo cada vez que veas que la superficie del sustrato se ha secado.  Cuando vayas a fertilizar además de es rico en nitrógeno evita que tenga grandes cantidades de fósforo y potasio que no le vienen bien al limonero. Si vives en zonas propensas a las heladas invernales, te aconsejamos que plantes en limonero en maceta para que puedas pasarlo a interior o al invernadero cuando empiecen a bajar las temperaturas.

Deja un comentario