Plantar un Nogal en nuestro jardín

Cómo plantar un nogal en nuestro jardín

Si ya has decidido que vas a plantar un nogal en el jardín, lo primero que debes saber es que existen multitud de variedades de nogales según la región y el clima; por este motivo, pregunta en tu vivero de confianza cuál es la que crece en tu región. No obstante hay una serie de consejos que debes tener en cuenta antes de comenzar.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de plantar un nogal

Los nogales son árboles de gran envergadura que alcanzan fácilmente los 30 metros de altura; además sus raíces crecen considerablemente, por lo que el nogal no debe ser plantado cerca de edificios o estructuras que puedan ser dañadas por las raíces de este árbol. Por esta mismo motivo, si vas a cultivar varios nogales, hay que dejar una separación mínima de 18 metros.

Otro punto importante es el tipo de suelo y la preparación del mismo. Los nogales necesitan suelos que drenen bien, ya que necesitan mucha agua. Los suelos secos  no le sientan bien a estas plantas y, salvo que vayas a regar a menudo, no es aconsejable que los plantes en tierra seca.

Condiciones de cultivo del nogal

Lo normal es plantar un árbol pequeño, pero el tiempo de crecimiento se multiplica. Según el tipo de árbol, debes plantarlo en una época o en otra: si es de raíz desnuda, entonces la mejor época para plantarlo es en diciembre y marzo; si es de maceta o contenedor, en octubre y mayo.

Una vez tienes tu nogal, hay que plantarlo enseguida ya que las raíces se resecan con facilidad; antes de plantarlo, retira todas las raíces rotas o quebradas y las ramas muertas. Al tiempo que haces esto fíjate en el largo de la raíz primaria, que es la más larga, ya que el hoyo debe ser de la misma profundidad; si es más pequeño, la raíz primaria no crecerá, y si es más grande, se pudrirá o crecerá de forma deficiente. En cualquier caso, se podría producir la muerte de la planta.

Una vez se coloca el árbol en el hoyo, hay que llenar tres cuartas partes del mismo con agua, y después añadir tierra hasta llegar al inicio del tronco. Al cubrir el hoyo, no conviene presionar la tierra.

Consejos a la hora de plantar nuestro nogal

Lo primero es mantener las raíces húmedas, pero sin ahogarlas. El nogal quiere humedad para crecer y desarrollarse correctamente, por lo que utilizar mantillo es una buena idea, ya que aporta nutrientes y retiene la humedad del suelo, además de protegerlo de las heladas invernales. Si además vives en regiones de pocas lluvias, riégalo a menudo con precaución ya que el exceso no le viene bien.

También es bueno pintar el tronco para protegerlo del sol durante los tres primeros años (cualquier pintura latex blanca sirve). Y además, puedes fertilizar la tierra y añadir una mezcla de zinc, que ayuda a que crezca la pulpa de la nuez, y de nitrato de amonio para potenciar su crecimiento.

Por último, los nogales también sufren plagas, por lo que hay que estar atentos a los posibles brotes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *