1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Cómo plantar orquídeas

Cómo plantar orquídeas en una maceta

Si quieres saber más sobre plantas ornamentales

Las orquídeas son conocidas desde tiempo inmemorial por la extrema hermosura de sus flores, de un tiempo a esta parte se han venido introduciendo alguna especies para su cultivo en interiores.

Descripción de las orquídeas

Pocas familias vegetales poseen tan colosal cantidad de especies como las orquídeas. Los 750 géneros que de ellas se conocen agrupan unas 20.000 especies, de las que, a su vez, existen infinidad de variedades diferentes.

La diversidad preside también sus ámbitos de distribución, pues, aunque casi la mitad de ellas vive en las zonas tropicales del planeta, es posible también encontrarlas en todo tipo de climas y espacios naturales. Sin ir más lejos, en España habitan unas 100 especies, que colonizan desde los hayedos y robledales del norte de España hasta las áridas zonas esteparias del centro y sur.

Entre toda esta pluralidad vegetal podemos encontrar plantas perennifolias y semiperennifolias, según pierdan o no la totalidad de sus hojas al final del periodo de desarrollo anual. Además de esto, se suele distinguir entre especies epífitas y especies terrestres, atendiendo al hecho de que crezcan sobre la superficie de otros vegetales o en suelo. La mayoría de las orquídeas tropicales echan raíces sobre los troncos de los árboles, es decir, son epífitas, mientras que las propias de climas más fríos lo hacen sobre el propio suelo, desarrollando en todos los casos pequeños bulbos.

Plantación o cultivo de las orquídeas en macetas

En realidad, no es fácil cultivar orquídeas en ambientes interiores. Son plantas exigentes que requieren ser cuidadas con esmero, pero que si se les presta atención, recompensarán nuestros esfuerzos con una de las floraciones más exquisitas que puedas desear.

Al género Cymbidium pertenecen algunas de las especies más bellas y aclimatables de orquídeas de interior.

orquideasMantenidas en macetas, crecen de forma desparramada hasta alcanzar un metro de altura. En invierno o verano, según  las especies, producen grupos de flores carnosas que alcanzan toda la gama posible en lo que a colorido se refiere; si se cortan e introducen en agua, la duración de las flores pueden superar todas nuestras previsiones.

Las orquídeas del género Paphiopedilum, conocidas como zapatillas de Venus, son epífitas de tamaño mucho más modesto. Están formadas por rosetas de fuertes hojas, de cuyo centro nace en primavera un pedúnculo largo y vigoroso sobre el que más tarde aparecerán las flores. Estas pueden ser de color verde, amarillo o crema, con estrías o pigmentaciones irregulares en algunas variedades.

Otro género de epífitas de cultivo asequible es el Phalaenopsis. A él pertenecen unas 70 especies que se reconocen con facilidad por el grupo de hojas anchas y ligeramente arqueadas que conforman su estructura.

En el mercado se encuentran representadas por ejemplares de colores diversos: desde el blanco puro hasta el rosa, con modificaciones variadas en forma de estrías rojas y verdes.

Como hemos señalado, la riqueza varietal de la familia de las orquídeas es inmensa, por lo que su simple enumeración es poco menos que imposible

Situación y uso de las orquídeas

Salvo excepciones, las orquídeas rechazan el sol directo. Prefieren una situación en la que gozando de abundante claridad, la luz sea ligeramente difusa.

Siendo como son, plantas de singular belleza, se bastan por sí misma para causar una magnífica sensación, en especial los ejemplares con cierta envergadura. No obstante, sobre todo las de porte reducido, resultan interesantes si en un espacio amplio se agrupan diferentes variedades.

Cuidados de las orquídeas

Los requerimientos de la plantas varían sensiblemente de unas especias a otras. Así mientras del género Phalaenopsis necesitan temperaturas elevadas durante todo el año, las del género Cymbidium y las Paphiopedilum gustan de cierto grado de frescura durante el proceso de formación de las flores.

Riego de las orquídeas

El acto del riego es delicado. Aunque durante la primavera y el veranos puede hacerse con cierta generosidad, con la llegada del invplantar-orquideasierno deberemos obrar con extrema prudencia y limitar nuestras acciones al mantenimiento de un ligero grado de humedad en la tierra.

Substrato más adecuado para las orquídeas

En el substrato ha de predominar la materia orgánica. Una mezcla de turba negra, hojas, musgo y arena satisfarás por igual las exigencias de muchas especies.

Por lo general, si se mantiene un buen grado de humedad ambiental, son poco frecuentes los problemas fitosanitarios. En lugares secos pueden aparecer colonias de pulgones, cochinillas y ácaros, además de producirse amarilleo de las hojas.

Multiplicación de las orquídeas

Cuando las matas empiecen a manifestarse masificadas en exceso, podemos dividirlas en primavera, poniéndolas a enraizar en condiciones de humedad elevada.

Deja un comentario