Cómo plantar pistachos

Cómo plantar pistachos

Si eres fan de este fruto seco, el pistacho, y dispones de terreno para plantarlo, sigue leyendo, porque la conocida como Pistacia Vera L., o Anacardiaceae, es muy sencilla de cultivar, aunque hay que tener en cuenta ciertos factores antes de lanzarse a su cultivo, sobre todo si lo haces con fines comerciales.

Dónde plantar pistachos 

Lo primero que has de saber sobre el pistacho es que requieren altas temperaturas y un clima árido para poder sobrevivir: de hecho, este árbol es originario de Asia Central. Los expertos conciden en que las condiciones ideales para crezca y dé fruto el árbol del pistacho son un clima en el que la temperatura diurna gire en torno a los 37º- ó 38º grados y la nocturna no baje de 9º. Otro factor que debes tener en cuenta es que los cambios bruscos de temperaturas no le sientan bien.

En cuanto al tipo de suelo, se trata de una especie agradecida que crece bien en cualquier tipo de terreno, aunque como os podreis imaginar después de lo que se ha dicho de las condiciones atmosféricas, las mejores superficies para cultivar el pistacho son las arenosas.

Cuidados que necesitan los pistachos

No es necesario regarlos a menudo ya que aguantan las temperaturas altas y el calor; sin embargo, no les sucede los mismo con la humedad.

Si vas a plantar varios ejemplares de pistachos o quieres dedicarte a su cultivo con fines comerciales, los expertos recomiendan dejar un espacio de unos 6 metros entre cada uno de ellos, y alternar un árbol masculino y uno femenino. Claro, la pregunta es ¿cómo sé si es mascullino o femenino?. Realmente hasta que no florecen es imposible distiguirlos (en teoría las hembras tienen las hojas más anchas). Pregunta en el vivero donde los vayas a adquirir y ellos te dirán. Comprarlos por parejas es una buena opción.

Para plantar pistachos, puedes comenzar en contenedores pequeños y transplantarlos al cabo de los 4 o 5 años; estos árboles pueden alcanzar los 6 u 8 metros de altura.

En cuanto a la poda, la forma de controlar el crecimiento del árbol y favorecer la producción de pistachos es mantener la estructura central abierta. La etapa de poda de formación abarca 5 años y en ella se da forma al árbol.  Los expertos aconsejan tener mucho cuidado con la poda del pistacho del primer año, ya que de ello depende que el arbol sobreviva: se podan las tres ramas primarias a unos 20- 30 centímetros. En la poda del segundo año,  se hace lo que se conoce por la identificación y diferencia de las 6 ramas secundarias, para lo que hay que seleccionar las bifurcaciones de las 3 primarias; el tercer año, las 12 ramas terciarias a partir de las secundarias (es muy importante cortar por encima de las yemas), y así sucesivamente hasta completar los 5 años de poda de formación. En cuanto a la poda de producción, el objetivo fundamental es mejorar la producción eliminando las ramas que compiten entre sí. Admiten 3 podas al año: en verano, otoño y primavera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *