1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Podar un melocotonero paso a paso

El melocotonero es un árbol frutal que prefiere suelos profundos, ligeros y bien drenados. En zonas cálidas, las formas de crecimiento libre son las más habituales: no requieren más que una leve poda. Sin embargo, es más fácil obtener frutos en árboles en espaldera.

La elección del melocotonero

Si quieres saber más sobre plantas ornamentales

Se puede adquirir un melocotonero de crecimiento libre, que no necesita soporte para su desarrollo. Según la forma, puede ser:

  • de pie alto: su tronco alcanza 1,60 a 1,80 m en la edad adulta.
  • de pie medio: su tronco mide entre 1 a 1,20 m cuando alcanza la edad adulta; las ramas, bien desarrolladas en todas las direcciones, parten de lo alto del tronco.
  • de pie bajo: su tronco, corto, mide entre 0,4 y 0,6 m; las ramas se extienden desde lo alto del tronco.

En zonas frías, conviene cultivarlo en espaldera, al abrigo de un muro:

  • palmeta en U sencilla: compuesta de dos ramas maestras de la misma altura situadas en paralelo a 50 cm una de otra;
  • palmeta en abanico: las ramas salen de un tronco corto, de unos 30 cm, todas en el mismo plano e inclinadas en abanico con respecto a la vertical. Por desgracia, estas dos formas no se pueden adquirir en los comercios. Tendremos que comprar una planta de un año para darle forma.

Cuándo y cómo podar un melocotonero de crecimiento libre

Los melocotoneros de crecimiento libre hay que podarlos de vez en cuando para estimular la producción de ramas y recortar las ramas de las que nacen los frutos para aproximar los mismos al centro del árbol.

Al plantar. Entre noviembre y marzo, se cortan unos centímetros del extremo de las ramas (dejando al menos 25 a 30 cm de longitud) y las puntas de las raíces sei viene a raíz desnuda.

Cada tres años. En noviembre, hay que eliminar el exceso de ramas de madera, así como las mal situadas y muertas, cortando en el punto de partida de la ramificación. Se suprimen las ramas que dan frutos muy alejados de las ramas principales de mayor diámetro.

Se conserva como única rama productora de madera la más próxima a la base y se poda por encima de la segunda yema bien formada. Estas dos yemas producirán en primavera ramas mixtas que garantizarán la continuidad en la producción de frutos.

Deja un comentario