Plantar Quaresmeira

Cómo plantar  el árbol de quaresmeira

Se trata de una planta originaria de Brasil, y que se reproduce de forma natural en la selva tropical del Atlántico. Sus flores son de diferentes tonalidades en rosa, púrpura o violeta, y le otorgan aspecto colorido, que lo convierte en una planta ideal para adornar jardines. Además la floración de la quaresmeira tiene lugar dos veces al año, en otoño y en primavera, dando frutos pequeños, de color marrón, que contienen abundantes semillas, las cuales se dispersan por el viento favoreciendo su reproducción, especialmente en áreas de clima tropical.

Es además un árbol relativamente pequeño, ya que no sobrepasará los 12 metros de altura, y sus ramas, aunque algo frágiles, forman una copa en forma de paraguas. Si tienes práctica puedes planificar la poda para estimular la densificación de las ramas y mantenerlo en forma de arbusto

Cómo plantar quaresmeira. Modo de cultivo

La quaresmeira necesita un lugar soleado, pero como en la mayoría de las plantas tropicales no conviene que le dé el sol directamente en su totalidad; por lo que si tienes posibilidad, colócalo entre sol y sombra. También es importante que el suelo sea fértil, bien drenado y húmedo, que retenga el agua. No obstante, la quaresmeira también crece en suelos pobres, pero ten en cuenta que es una planta de clima tropical, por lo que la humedad y mantener una temperatura adecuada es fundamental para que crezca rápidamente.

Cultivo por medio de semillas de Quaremeira

En los lugares donde crece de forma natural, su cultivo se hace sobre todo a través de las semillas, ya que sus frutos contienen numerosas de ellas.  No obstante, si no tienes posibilidad de conseguirlas de forma directa, cogiendo los frutos del árbol, puedes comprar las semillas en cualquier vivero o a través de internet.

Cultivo del árbol de Quaresmeira

Cultivar el árbol tiene muchas ventajas, entre ellas el tiempo que te ahorras desde que siembras la semilla hasta que el esqueje alcanza unos 2-3 metros, que es la longitud que los expertos aconsejan para que este tipo de árbol crezca con fuerza.

Escoge un sitio soleado, pero que no dé el sol directamente; y aunque puede desarrollarse en suelos pobres, si quieres que crezca más rápido trabaja el suelo antes de plantar el esqueje. El agujero debe ser más grande que la planta para que el propio árbol vaya regenerando el suelo. Rellenaremos el hueco con una mezcla de tierra, compost y grava o arena. Se coloca el árbol en el centro y se rellena con la mezcla que hemos mencionado y parte de la tierra que hemos sacado para hacer el agujero. Lo último es colocar un palo o estaca que sirva de soporte y que ayude al árbol a crecer recto.

Es muy importante intentar mantener el árbol húmedo pero sin pasarse para evitar que las raíces se pudran por culpa del exceso de agua. Un truco para mantener esa humedad es colocar una capa de hojas secas o serrín alrededor de la planta, lo cual ayudará también a su desarrollo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *