Aprende a plantar distintas verduras

¿Nunca te has planteado la comodidad de tener tu propio huerto en casa y lo sano que es tomar las verduras que tú mismo cultivas? Si la idea de vivir de lo que la madre tierra te ofrece anda rondando tu cabeza. En como-plantar.org te traemos las 5 verduras más sencillas de cultivar en casa.

Tipos de verduras

Plantar tomates

Las semillas de tomate son muy fáciles de adquirir en cualquier vivero, pero también se pueden conseguir directamente del tomate sacando la pulpa y dejándola fermentar durante 3 o 4 días. Transcurrido ese tiempo se lavan retirando la pulpa y se dejan secar otros 3 o 4 días.
Una vez que las semillas están secas, se pueden sembrar en una maceta que tenga agujeros en la parte inferior, y debemos colocarla en sitios cálidos y luminosos. La tierra, que debe ser fértil y seca,  puede – y debe – estar enriquecida con fertilizante o compost. A la hora de plantar hay que tener en cuenta que el trasplante a suelo normal debe hacerse dos meses después de haber plantado la semilla, y que no puede trasplantarse en épocas frías y de heladas, porque la tomatera se echará a perder.  La mejor época es desde febrero a marzo, pero realmente depende del clima de la región en la que vivas.

Hay que regar a menudo pero con cuidado de no ahogar las raíces y asegurarnos que están a una temperatura de entre 15⁰C y 20⁰C.

Plantar Calabacines

El calabacín es muy sencillo de plantar, ya que en un ambiente cálido crece con facilidad; además no necesita suelos especiales, y con cualquier tipo de abono se desarrollan con éxito. Es importante mantener la planta húmeda, sobre todo al trasplantar, y después esperar a que las hojas se vean un poco “apagadas” , momento en el que regamos otra vez con intensidad, ,y así repetimos el proceso hasta que germina la flor. Después se riega con asiduidad para mantener el suelo húmedo.

Plantar zanahorias

Si tu idea es tener un huerto en casa, no pueden faltar zanahorias en él; a excepción de los terrenos arcillosos, crecen en todo tipo de suelos, pero si lo enriqueces con compost, mejor.  A la hora de sembrar las semillas, ten en cuenta que la profundidad del agujero debe ser de unos 50 centímetros, y si vas a plantar varias semillas, mejor en hilera dejando unos 8- 10 centímetros entre cada semillas. Las zanahorias germinan a los 15 días de haberse sembrado, siempre que mantengas el suelo húmedo, sin excesos.

Plantar Guisantes

Otra verdura muy resistente a la que no podrías negarle un lugar en tu huerto es el guisante. Son muy resistentes a las heladas y los fríos invernales. Las semillas se colocan a unos 5 centímetros de profundidad y dejando otros 5 centímetros entre una y otra. La mejor época para cultivarlos es en invierno y primavera, y no te preocupes porque aguantan muy bien el frio y las heladas, siempre y cuando mantengas el suelo húmedo, y estés atento a las diferentes plagas que pueden afectarles.

Plantar Lechugas

La lechuga es más delicada que las anteriores verduras, pero merece la pena dedicarle algo de tiempo y poder disfrutar de un rico plato de ensalada cultivado en tu propio huerto.

El suelo ideal para las lechugas tiene que estar enriquecido con compost o nutrientes específicos para huertos urbanos (si es el caso), que puedes encontrar en cualquier vivero. Hay que mantenerlo húmedo, incluso antes de plantar la semilla, ya que la lechuga necesita humedad o no crecerá. Antes de sembrar, hay que humedecer las semillas unas 24 horas antes; una vez que ha pasado este tiempo se siembran en hileras con una separación de 25-30 centímetros.

Por cierto, si te estás preguntando por la mejor época para sembrar lechugas, has de saber que si vives en n clima templado o vas a plantar en invernadero, puedes sembrar lechugas todo el año, sino el mejor momento es en primavera y verano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *