¿Cómo cuidar el Cyclamen?

Es una de las plantas esenciales para muchos hogares, sin embargo, quedan muchas preguntas sobre cómo cuidar el ciclamen.

Primero: ¿cuándo empieza a florecer? Decimos esto porque, aunque los ciclámenes son una de las plantas por excelencia de los meses más fríos, empiezan a desplegar sus hojas y flores a finales del verano. Toda una curiosidad sobre una de las bulbosas más versátiles y bonitas que existen.

Su belleza salta a la vista, pero descubriremos por qué es tan versátil. Además de ser resistentes, el ciclamen o las violetas alpinas se pueden cultivar como parte de una planta de interior o como una de nuestras plantas de exterior.

No solo es asombrosamente adaptable: sino que, con el cuidado adecuado, el ciclamen puede ser una planta que nos acompañe durante muchos años. Es cierto que sus flores se vuelven más pequeñas a medida que envejece, pero aun así, seguirá adornando con naturalidad cualquier espacio dentro o fuera de tu hogar.

Por todas estas razones, vamos a echar un vistazo a los detalles sobre cómo cuidar el ciclamen. A pesar de las leyendas populares, el crecimiento de esta planta no es complicado.

Los 5 Cuidados Clave del Ciclamen

Uno de los aspectos más interesantes del ciclamen es que se puede disfrutar en una gran variedad de tonalidades, desde el blanco hasta el rojo, pasando por toda la gama de rosas más o menos intensas.

Un aspecto que sumado a su versatilidad de cultivo nos permite jugar con sus colores e incorporarlo a nuestro hogar. Aparte de eso, es una planta muy generosa. Saber cuidar el ciclamen para prolongar su tiempo de floración no solo nos permite disfrutarlo en invierno: ¡porque es una de las plantas que florece todo el año o casi todo el año!

Aprendamos más sobre qué ciclamen se necesitan tanto dentro como fuera de casa. Porque, por muy versátil que sea, hay algunos detalles que debemos tener en cuenta para que su cultivo en interior sea un éxito.

1. La temperatura es uno de los detalles más importantes en el cuidado de un ciclamen

Como decíamos, es una planta relacionada con el frío, ¡no es casualidad! Un ciclamen lo necesita para poder exhibir sus flores y conservar sus hojas. Una razón de peso es que puede hacer desaparecer sus hojas a temperaturas superiores a los 25 grados. ¿Significa esto que la planta ha muerto? No, eso significa que nuestras plantas quedan inactivas, esperando que baje la temperatura para germinar nuevamente.

Para este detalle, de cultivo en interior, tuvimos que buscar un lugar fresco para ello. Pero eso sí: siempre al resguardo del flujo de aire y a los cambios bruscos de temperatura. Estos dos aspectos (viento y cambios de temperatura) no son buenos.

En el cultivo exterior, no tendrás problema con el frío, pero debemos cuidarla de las heladas.

2. La ubicación, otro detalle a tener en cuenta

Está muy relacionado con el anterior. Si estamos cultivando en interior, lo ideal es colocarla en una habitación muy luminosa o en una ventana orientada al norte. De esa manera, tendrás la frescura que necesitas para prosperar. También es importante mantenerlo alejado de cualquier fuente artificial de calor o frío, como radiadores o acondicionadores de aire.

Al aire libre su situación ideal es en un área semisombreada. De esta forma, las partes aéreas de la planta recibirán luz, pero los tubérculos estarán protegidos de la luz solar. Pensemos a medio plazo: no es lo mismo el sol de invierno que el de verano, y salvo que lo estemos plantando en maceta, tener en cuenta la cantidad de luz que recibe durante los meses de calor es clave para su plantación.

El Cyclamen es una planta que no tolera bien la luz solar directa. No solo quema las hojas: también deshidrata los tubérculos, matando la planta.

Además, hay un detalle más: a los ciclámenes les gusta respirar, es decir, necesitan espacio. Por eso, es crucial plantarla en una maceta grande, o si es en el suelo, para dejar sitio a la siguiente planta.

3.- El riego, el archienemigo del cultivo del ciclamen

O mejor dicho, el gran error en el cultivo de esta planta. Aunque el ciclamen es un bulbo amante del agua, es importante evitar el exceso de humedad si queremos conservarlo adecuadamente. Es relevante que no sufra encharcamientos ni sed. Entonces, ¿cuál es el ideal?

La mejor manera de regar adecuadamente es observar el suelo: cuando hayamos confirmado que se está empezando a secar y que es algo más que la superficie, es hora de volver a regar.

Además, para protegerla mejor, es importante evitar que el agua llegue al centro de la planta, donde está enterrado el bulbo. Humedeciendo la tierra circundante, nos aseguraremos de que los ciclámenes estén bien regados sin crear demasiada humedad en el centro de la planta.

4. Sustrato, rico en nutrientes y bien drenado

¡Vital! No solo necesita absorber los nutrientes del suelo. Igualmente importante, el sustrato ayuda a drenar el exceso de agua, manteniendo la planta húmeda, pero no inundada, evitando de este modo enfermedades y la asfixia radicular

Por lo que además de tener un buen sustrato, nuestras plantas deben tener un buen drenaje. Únicamente así podemos garantizar su buena salud.

5. Fertilizante, solo cuando la planta está decayendo la floración

Al ser una planta de floración continua, el ciclamen puede necesitar una ayuda extra para florecer. Si notamos flores más pequeñas o nuestras plantas tienen dificultad para florecer, necesitamos fertilizar.

Para que funcione debe ser esporádico y siempre diluido en el agua de riego. El exceso de fertilizante puede afectar negativamente el desarrollo de las plantas.

Nuestros ciclámenes lucirán bonitos y saludables con estos cinco sencillos tratamientos. La mejor garantía para disfrutar a largo plazo.

Últimos Post

El centeno, guía para su cultivo

El centeno es una planta anual perteneciente a la...

Rotación de cultivos para aumentar la producción

Por lo general, los agricultores desean obtener ganancias a...

¿Qué es el marco de plantación y tipos?

¿Qué es un marco de plantación? En el campo...

¿Qué es el tempero?

Tempero es un término usado en agricultura para referirse...
No te pierdas...

El centeno, guía para su cultivo

El centeno es una planta anual perteneciente a la...

Rotación de cultivos para aumentar la producción

Por lo general, los agricultores desean obtener ganancias a...

¿Qué es el marco de plantación y tipos?

¿Qué es un marco de plantación? En el campo...

¿Qué es el tempero?

Tempero es un término usado en agricultura para referirse...

¿Qué es el método Jadam?

Hablando del método Jadam, se refiere a un tipo...
José Mª Díaz Sánchezhttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11r_vhltnx
Soy Ingeniero Agrónomo por la Universidad Politécnica de Madrid, amante de las plantas y un entusiasta de la jardinería

Azucenas: Cultivo y cuidados

Las azucenas traen la luz de las estrellas a los jardines de verano con sus coloridas flores en forma de estrella. Si bien estos...

Flor Pensamiento: Guía de cultivo y cuidados

El pensamiento es una planta de flor muy apreciada y comprende más de 500 especies que se encuentran en su mayor parte en las...

Flores moradas para el jardín

Las flores moradas, violetas o púrpuras son algunas de las flores más populares para los jardines. Las flores en tonos de violeta, desde lila claro...

Flores para eventos Especiales

Las flores de boda juegan un papel fundamental en cualquier boda, tanto en la decoración como en la tradición. Los ramos de flores novia...

Cuidados y cultivo de la Gerbera Daisy. Consejos

Gerbera Daisy (Gerbera jamesonii) son frecuentemente cultivadas por sus flores brillantes y alegres en forma de margarita. Son originarias de Sudáfrica y vienen en varios...

La flor del crisantemo. Cultivo y cuidados

Los crisantemos son algunas de las flores más populares del mundo, junto a la rosa. Chrysanthemum morifolii Chrysanthemum proviene de la palabra griega' Chrys',...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí