Cómo plantar brocoli en tu huerto

Plantar brócoli es más fácil de lo que te imaginas. Si te gusta esta verdura y sueñas con plantarla en tu jardín o en tu huerto, sólo tienes que seguir unas pequeñas recomendaciones.

Cómo cultivar brocoli en tu huerto

Para que su cultivo tenga éxito es fundamental el suelo. Primero hay que levantar la tierra con un azadón o pala unos 10 centímetros hacia abajo; no hace falta más porque el brócoli no necesita profundidad.  Hay que retirar las piedras, los hierbajos y cualquier trozo de arena apelmazado que pueda impedir a la plantar crecer con facilidad.

Otro factor muy importante y que afecta al desarrollo de esta planta es el pH de la tierra, el cual tiene que estar entre los valores 6 y 7. Te aconsejamos que compres un medidor de pH en el vivero, los puedes encontrar en tiras o digitales; en cualquiera de los casos revisa de vez en cuando la acidez del suelo y, si sobrepasa el 7 añade una mezcla de sulfuro; si está por debajo del 6, es mejor un compuesto de acido, aunque cualquier mezcla para siembra te sirve.

Puedes añadir abono orgánico que es muy bueno para incrementar la fertilidad del suelo, también el fertilizante orgánico es un buen aditivo para aquellos sustratos pobres; si es el caso de tu jardín, cualquier fertilizante con un alto contenido de nitrógeno servirá para enriquecer el sustrato y conseguir que el brócoli crezca con rapidez.

La mejor época para sembrar es en el invierno. Las semillas se colocan a 2 centímetros de profundidad y se cubren con un poco más de tierra. La distancia mínima aconsejable entre las semillas viene a ser de unos 50 centímetros. La primera vez que riegues has de hacerlo de forma abundante, pero sin  formar charcos. Si todo va bien, los primeros brotes aparecerán al cabo de mes y medio.

Cómo cuidar el brocoli

Ya sabes que hay tres condiciones indispensables a la hora de sembrar: la luz, el agua y la temperatura. En cuanto a lo primero, busca un lugar en tu huerto muy luminoso, que reciba luz solar durante unas pocas horas. Con respecto a lo segundo, hay que regar a menudo porque el brócoli necesita humedad, pero asegúrate de no mojar las cabezas de brócoli, ya que esto a la larga produce moho. Por último, el brócoli necesita un clima templado, aunque soporta temperaturas bajas de hasta -4⁰C, no soportará las heladas típicas de climas fríos, ni los calores excesivos.

Por lo demás, puedes fertilizar de vez en cuando las plantas de brócoli, el mejor momento para empezar es cuando veas hojas nuevas en la planta.

Cuando veas que los brotes están cerrados por completo, y que han adquirido un tono verde oscuro, puedes recolectar el brócoli, cortando las cabezas en el pinto en el que éstas se unen con el tallo. Si lo haces bien, la planta que queda en el suelo, seguirá dando brotes por la parte del tallo.

Un aspecto que debes tener en cuenta es que esta verdura tiende a tener gusanos, por lo que tienes que estar pendiente por si necesitas emplear algún producto para exterminar las plagas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *