1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Plantar patatas fácilmente en nuestro huerto

Cómo plantar patatas fácilmente en nuestro huerto.

Si quieres saber más sobre plantas ornamentales

Si tienes jardín o un pequeño huerto, y tu pasión es la jardinería, no puedes dejar pasar la oportunidad de cultivar patatas; un tubérculo indispensable en nuestra cocina que, además, es muy fácil de plantar y cuidar. En como-plantar.org te explicamos cómo plantar patatas.

Qué debes saber a la hora de plantar patatas.

Las patatas son bastante resistentes a los diferentes cambios climáticos pero no aguantan bien las bajas temperaturas, por lo que si vives en una región con inviernos muy fríos, espera a que pase la temporada de las heladas. No te preocupes porque la patata se puede cultivar en cualquier época del año, y la recolección suele ser al cabo de los tres meses aproximadamente.

Para los que no saben cómo plantar las patatas, una de las cosas más importantes es que no se siembra la semilla, sino una patata que tenga brotes. Esta es una de las razones por la que su cultivo es tan asequible: no necesitas comprar semillas o esquejes, con una patata cualquiera que tengas en casa es suficiente.

Otro punto a tener en cuenta, es que estos tubérculos suelen ser víctima de plagas como el escarabajo de la patata, la polilla de la patata, los pulgones, o el gusano de alambre. No te preocupes, porque si estás un poco pendiente puedes poner remedio a tiempo y salvar tu cosecha.

Cómo plantar patatas fácilmente.

Como ya has podido leer, el cultivo de la patata es muy sencillo; para empezar hay que preparar  el terreno ya que la patata necesita un suelo fértil, enriquecido con materia orgánica, y que tenga capacidad de drenaje para que pueda pasar la humedad que necesita, pero sin acumular exceso de agua.

Necesita abono o estiércol, que puedes comprar en el vivero, o si vives en el campo aprovechar los restos de otros animales, como el de caballo, cuyo estiércol – según los expertos- es muy recomendable porque no daña la patata; si utilizas otro tipo de abono, deberás de mezclarlo bien con la tierra para que no se queme el tubérculo.

Aunque depende del número de tubérculos que vayas a plantar, la profundidad del suelo debe ser  de entre 60 y 80 centímetros, y la distancia entre unos y otros entre 60 y 70 centímetros.

Un problema que podemos encontrar es que al retirar la planta, no encontremos la patata; para evitar este inconveniente, es bueno marcar con una cuerda a modo de guía  todo el largo del surco e introducir las patatas siguiendo dicha guía. Se cubre toda la hilera con arena y se forma un surco a cada lado, que es por donde pasará el agua de riego. Antes de la recolección, hay que cortar la planta justo por encima de la raíz; transcurridas unas dos semanas, se remueve la tierra y se recolectan las patatas.

Por cierto, las patatas se pueden plantar en macetas también, siguiendo las mismas pautas; sólo un pequeño consejo: asegúrate de que la maceta tiene agujeros en su base para que expulse el agua que no es necesaria y evitemos así que el tubérculo se pudra.

En cuanto a las pautas de riego, es muy importante que el primer riego se haga en condiciones, mojando bien los surcos laterales; después se deben regar cada dos semanas, salvo en las épocas de calor, en las que una vez a la semana es indispensable. Estos riegos deben se abundantes, pero sin cubrir más de 1/3 de los surcos laterales.

Deja un comentario