1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Plantar pimientos en nuestra huerta

Si tienes un  huerto, no puedes dejar de cultivar pimientos; son la estrella del huerto, no sólo por su sabor, sino también por la sencillez de su cultivo. Hay multitud de variedades que se pueden cultivar en cualquier región y que se adaptan a todas las cocinas. Por lo que si estás pensando en plantar pimientos, quédate y echa un vistazo.

Condiciones para el cultivo del pimiento

Si quieres saber más sobre plantas ornamentales

Se trata de una planta que no soporta bien los fríos, ni los cambios bruscos de temperaturas; por este motivo, si vives en una región en la que los inviernos se caracterizan por las fuertes heladas o se pasa del frío al calor en un momento, te aconsejamos que recurras al invernadero para plantar los pimientos.

Los expertos consideran que un rango de temperatura entre 10⁰C y 25⁰C es lo deseable para que los pimientos crezcan con buena presencia y sanos.

A pesar de necesitar calorcito, el pimiento no debe estar ubicado en un área en la que de la luz directa del sol todo el día, por lo que ten en cuenta este punto cuando planifiques tu huerto. En cuanto al riego, no es necesario regarlos a diario; de hecho, unas 3 o 4 veces en la primera etapa, y una vez que haya germinado, una vez a la semana es lo común para este tipo de plantas.

Con respecto al suelo, hay que prepararlo con anterioridad ya que los pimientos necesitan suelos ricos en materia orgánica, y si puedes utilizar fertilizantes, mejor. Cualquier abono le sienta bien; puede ser estiércol o humus de lombriz, que son los más fértiles.

No te olvides de levantar el suelo unos 10 centímetros y, además de retirar las piedras y las malas hierbas, mezcla el sustrato con estos compuestos, que ayudarán al pimiento a desarrollarse con rapidez aportándoles multitud de nutrientes esenciales para dar los mejores frutos.

Los pimientos son proclives a sufrir plagas de gusanos, pulgones y arañas rojas. Es importante que no les quites el ojo, y tomes medidas a la mínima incursión. Cualquier remedio a base de azufre o potasio resultará un buen antídoto frente a estas invasiones.

Si en vez de insectos los pimientos han sido atacados por hongos tendrás que utilizar fungicidas a base de cobre; lo ideal es que los utilices como tratamiento preventivo cuando llegue el invierno y las lluvias.

La cosecha del pimiento

La mejor época  para la siembra es a mediados de primavera, y así podrás cosechar en verano; aunque también tienes la opción de plantar pimientos en un invernadero o en el interior de casa, y disfrutarás de pimientos también en los meses de frío. Lo más importante es que puedas mantener las condiciones esenciales para que el pimiento no se deteriore, y de las que hemos hablado en el apartado anterior. Una vez plantado, suelen tardar 4 o 5 meses en  desarrollarse; entonces podrás recogerlos, y disfrutar de su sabor y sus propiedades.

Deja un comentario