1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Glicinia o Wisteria:Plantación, cultivo y cuidados

La Glicinia es una planta trepadora que florece vigorosamente en primavera con grandes racimos caídos de color lila o morado azulado.

Especies de Glicinia

Si quieres saber más sobre plantas ornamentales

Dos especies de glicinia que se cultivan típicamente en los jardines son especies invasoras: Wisteria sinensis o wisteria china, y Wisteria floribunda o wisteria japonesa.

La wisteria nativa es la Wisteria frutescens, o wisteria americana. Si estás plantando una nueva glicinia, te sugerimos que evites la especie de glicinia invasora asiática.

¿Cómo diferenciarlas? Las especies asiáticas son cultivares agresivos con vainas de semillas con estrías, mientras que la glicinia americana no es un cultivar agresivo y tiene vainas de semillas lisas, frutas glabrosas y semillas más o menos cilíndricas en forma de frijol.

Las flores de la Wisteria americana aparecen después de que la planta se ha perdido la hoja, una diferencia con las especies asiáticas. Las flores sólo aparecen en madera nueva.

La Glicinia o Wisteria puede crecer de 60 a 100 cm de largo!.

Wisteria tiene flores muy fragantes, que en algunos casos puede resultar un olor muy pesado, proporcionando una fiesta para los sentidos.

Plantación de la Glicinia

La Wisteria crece en suelos fértiles, húmedos pero bien drenados.

Plante la glicinia en pleno sol, ya que de lo contrario la glicinia no florecerá. El sol es esencial para esta planta.

Si su suelo está en malas condiciones, añada compost; aunque la glicina crecerá en la mayoría de los suelos.

Época de plantación de la Glicinia

La época de plantación más adecuada para esta planta es en primavera u otoño.

Cave un agujero tan profundo como el cepellón y de 2 a 3 veces más ancho. Separe las plantas de 30 a 50 cm de distancia.

Elija un sitio en el que la planta se pueda desarrollar bien sin agobiar a las plantas cercanas, ya que la glicinia crece rápidamente.

Cuidado de la Glicinia

Cada primavera, aplique una capa de compost debajo de la planta y una capa de 5 cm de mantillo para retener la humedad y aportar materia orgánica al suelo.
Algunos jardineros apuestan por el fósforo para ayudar a la floración. Enrase un par de tazas de harina de huesos en el suelo en la primavera y luego agregue un poco de fosfato de roca en el otoño.

Riegue sus plantas con cierta frecuencia.

Poda de la Glicinia

La poda en la Glicinia es el secreto de la buena floración. Podaremos nuestra wisteria a finales de invierno. Podar por lo menos la mitad del crecimiento del año anterior, dejando sólo unos pocos brotes por tallo.

Si desea un aspecto más formal, podar de nuevo en verano, después de la floración.
Para obtener más flores, intente reducir los brotes más vigorosos cada dos semanas durante el verano.

¿Tienes una nueva glicina? Después de plantar, cortaremos la planta con fuerza. Luego, al año siguiente, cortaremos el tallo o tallos principales a 90 cm del crecimiento de la temporada anterior.

Una vez que la estructura haya alcanzado su tamaño normal, acorte el crecimiento de extensión en pleno verano hasta donde comenzó el crecimiento para esa temporada.

Las plantas maduras necesitan poca o ninguna poda posterior.

Para una planta con forma, corte los brotes laterales a 15 cm en verano, luego vuelva a acortarlos de nuevo en invierno a 3 brotes.

La Wisteria renacerá con vigor si se corta severamente, pero esta poda debe evitarse, si es posible, porque los nuevos retoños pueden tardar algunos años antes de florecer.

Enfermedades y plagas en la Glicinia

Las manchas de hojas, las enfermedades víricas, el escarabajo japonés, los áfidos, los minadores de las hojas, los insectos de escamas y las cochinillas pueden ser problemas.

Usos de las glicineas en jardinería

Las glicinias se utilizan para vestir la parte superior de los muros, escaleras exteriores, balaustradas o fachadas de casas. Se pueden agarrar con sus fuertes tallos, pero eso resulta a veces peligroso porque llegan a estrangular su soporte.

Por eso, si éste no es una cancela o una celosía metálica preparada al efecto, lo mejor es disponerlas sobre enganches de tipo argolla.

Deja un comentario