Lirios: Cultivo y plantación de esta bella bulbosa

Los lirios son esas bellas plantas que vemos en nuestros jardines y terrazas y que adornan de una forma especial. Tienen la ventaja de que pueden plantarse en cualquier época del año y además, como son muy resistentes, no necesitan cuidados especiales. Así que si no eres muy mañoso con las plantas o acabas de iniciarte, te aconsejamos que cultives lirios.

Cómo plantar lirios en maceta

Si quieres plantar lirios en casa lo mejor forma y la más común es plantando bulbos de lirios. Existe una larga lista de variedad de lirios, por lo que antes de comenzar el proceso, infórmate y pregunta en el vivero por el tipo de lirio que mejor te conviene según el clima y el suelo del que dispones.

En cualquier caso los bulbos de lirio se colocan a una cierta profundidad, unos 10 o 15 centímetros, por lo que si vas a plantar en maceta, debes tener esto en cuenta. El mejor sitio para plantar tus lirios es sin duda el jardín si tienes uno en casa, ya que los lirios se reproducen con mucha facilidad, y seguramente tengas que dividirlos y pasarlos a otro lugar del recinto.
Como ya se ha dicho, son flores resistentes pero aún así conviene que las plantes en un sustrato enriquecido con abono, si puede ser orgánico mejor, y sin pasarse, ya que los abonos en exceso también son perjudiciales.

En cuanto a los fertilizantes, puedes utilizarlos cuando veas que los bulbos comienzan a brotar. Otro punto importante es que estas plantas no necesitan grandes cantidades de agua, así que es mejor que las dejes crecer a su aire y simplemente humedecer el terreno cuando veas que la parte superior del mismo se ha secado. Una vez que han florecido, pueden vivir sin necesidad de grandes cuidados.

Cómo dividir los bulbos de los lirios

Los lirios crecen y se reproducen a gran velocidad, lo cual es muy satisfactorio porque tu jardín se llenará de flores y se verá precioso, pero a la vez corres el peligro de que se ahoguen por falta de alimento y oxígeno en el sustrato.

Cuando veas que la cama de lirios es más densa de lo habitual, es el momento de dividirlos.

La mejor época es durante el otoño, unas tres o cuatro semanas después de que se termine la etapa de floración; esto es importante porque si lo haces antes de tiempo, podrías dañar los bulbos y las raíces.

Comienza por levantar la tierra con mucho cuidado alrededor de los lirios, y cava más hondo de lo que hiciste cuando los plantaste por primera vez. Después, tendrás que levantar la cama de lirios de la tierra con mucho cuidado, y agitar las plantas para que el exceso de arena se caiga, e incluso lavar con un chorro de agua.

A continuación, divide los bulbos con mucho cuidado, ya que algunas raíces se enredan, pero no las arranques: agita suavemente para que se vayan desenredando poco a poco. Después, quita los bulbos más pequeños del vástago y, si ves que algunos bulbos son imposibles de separar, puedes utilizar un cuchillo o tijera de jardinería a continuación trasplántalos siguiendo los mismos pasos que comentamos al principio del post en cualquier otra parte de tu jardín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *