1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Plantar Maqui

Cómo plantar Maqui

Si quieres saber más sobre plantas ornamentales

Esta planta originaria de Chile era considerada planta sagrada del pueblo Mapuche. Se trata de un árbol de hoja perenne, cuyas hojas destacan por ser planas y con borde aserrado; además sus frutos son comestibles y se utilizan para hacer mermelada y zumo. Su cultivo y consumo se ha disparado en los últimos tiempos ya que se ha descubierto que sus bayas tienen un alto poder antioxidante .

Condiciones adecuadas para plantar Maqui

El arbusto de Maqui necesita suelos húmedos y drenados, aunque los expertos afirman que aguanta ciertos períodos de sequía, siempre que no duren más de un mes. Así que, si vives en zonas secas y de suelos áridos, no te aconsejamos el cultivo de maqui. Un clima templado con abundantes lluvias en invierno es lo ideal.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que estas plantas pueden tener sexo masculino o femenino, siendo estos últimos los que dan frutos. Sin embargo, a simple vista es casi imposible distinguir unos de otros, salvo en la época en la que dan frutos. El maqui femenino puede reproducirse solo sin necesidad de un macho, por lo que si no quieres que se conviertan en maleza, no es necesario que cultives maquis masculinos.

Como plantar maqui. ¿Esquejes o semillas?

La mejor forma de cultivarlos es por medio de esquejes.

Estos esquejes deben tener de 3 a 4 yemas y medir aproximadamente unos 10-15 centímetros; lo mejor es enterrar la ramita (un poco menos de la mitad debe estar por debajo del suelo) por la zona de las yemas para que éstas se desarrollen como raíz.  También puedes enraizar el esqueje en agua.

Otro aspecto importante es mantener el esqueje hidratado, ya que son plantas que requieren de bastante humedad, pero sin excederse ya que los hongos crecen rápidamente.

Antes de pasar los esquejes a otra superficie, hay que prepararla y mantenerla aireada y drenada, regando abundantemente (tanto antes como después de trasplantar el maqui), enriqueciendo el suelo con materia orgánica, lo cual reduce las pérdidas de humedad.

Estas plantas necesitan mucha luz, pero no conviene que les dé el sol directamente; lo mejor es semisombra. También hay que tener en cuenta que, al ser una planta de exterior, necesitas un cierto espacio, ya que los especímenes suelen alcanzar los 4 o 5 metros de altura.

Otra forma de cultivo muy común es la reproducción por semillas, ya que cada fruto contiene varias semillas. Se pueden plantar en una maceta con un sustrato de compost, arena y tierra de jardín, hasta que lo trasplantes a otro espacio más amplio.

 

 

Deja un comentario