1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Catalpa:Cuidados y Características

Las catalpas son árboles muy apropiados para jardines de todas las dimensiones por su evidente valor ornamental basado en sus distintas cualidades.

Características de las Catalpas

Si quieres saber más sobre plantas ornamentales

La Catalpa es un árbol de hoja caduca originario del norte del continente americano. recibe su nombre de los indios y es un árbol de desarrollo medio y de floración olorosa en verano.

Posee hojas lisas de gran tamaño, en color verde muy tierno, con forma de corozón y dotadas de largo peciolo. A finales de la primavera o principios de verano se cubre de grandes grupos de panículas de grandes flores blancas salpicadas en su interior por manchas ferruginosas y que emiten un suave y dulce aroma capaz de percibirse a mucha distancia.

Al final del verano produce largas cápsulas, de más de 20 cm de longitud, parecidas a legumbres que penden de las ramas en posición vertical.

El tronco y las ramas de la catalpa tienen color claro, formando una estructura irregular que le da un toque muy romántico.

A veces se le tacha de ser un árbol sucio por la cantidad de restos vegetales que deja caer al suelo, hojas demasiado grandes, restos de flores, frutos y semillas, pero aún así no deja de ser una especie de una gran hermosura.

Cuidados de las Catalpas

A las Catalpas les convienen un buen suelo fértil de jardín que no sufra encharcamientos. Por otro lado no requiere ningún cuidado especial, adaptándose a casi todas las áreas geográficas de España. 

No necesita ni es recomendable su poda, aunque admite que le sea practicada en situaciones de espacio limitado.

Consejos a la hora de plantar una Catalpa

Resulta excelente como ejemplar aislado para acompañar la cercanía de un edificio. Luce mucho contra un fondo formado por árboles de follaje de color oscuro, sobre el que resalta en todas las estaciones del año. Es apropiado para crear alineaciones sobre caminos o pequeños paseos en lugares ajardinados con arbustos, rosales y otras plantas de flor. Por su desarrollo no es aconsejable plantarlo en calles excepto en su variedad “Bungei”, aunque es completamente resistente a la polución de las ciudades.

Especies y variedades de Catalpas

De la especie tipo exiten dos variedades de alto interés en jardinería:”Aurea“, con un tono de hoja dorado, y “Bungei“, dotada de una copa de forma esférica.

Catalpa speciosa. Similar a Catalpa bignonioides y de origen américano, también. Es un árbol de mayor envergadura que sólo debe plantarse donde tenga suficiente espacio para crecer.

Catalpa bignoniodes

La Catalpa bignoniodes es oriunda de los EE.UU, pero muy utilizada en la jardinería ornamental en Europa, donde no existe en estado silvestre. Sus hermosas flores son el motivo de su presencia en parques y jardines de la Europa central, occidental y meridional, aunque los mayores ejemplares se dan en aquellos países que tienen veranos cálidos.

La corteza de esta variedad de catalpa es de color rosa apagado y pardo, escamándose en finas láminas, pero algunas más grises y con fisuras en resaltes planos.

La copa forma una cúpula baja y desplegada procedente de un tronco corto, robusto y algo doblado.

El follaje es claramente robusto, de color pardo gris liso con grandes cicatrices de hojas. Las yemas: La terminal está ausente; las laterales son diminutas, pardo anaranjado por encima de las cicatrices de las hojas.

Las hojas son ovaladas y someramente acorazonadas, algo acuminadas y de gran tamaño (25 cm), con borde ondulado y entero.

Flores y frutos. Flores en una panícula ampliamente cónica o tronco cónica de 15-20 cm de alto, abriéndose cada flor hasta 5 cm de diámetro, hasta que la panícula es casi opaca a mediados de julio; campaniformes, con el borde alechugado, blancas, moteadas de amarillo púrpura. Fruto en vaina delgada de 15-40 cm de largo y 6-8 mm de ancho, persistente sobre el árbol, de color pardo-oscuro, colganod de las panículas a lo largo del invierno.

Catalpa especiosa

Procedente del centro de EE.UU. Es raramente plantada en Europa.

Corteza. De color gris oscuro, profundamente fisurada en resaltes escamosos.

Copa. Cónica, francamente estrecha, alguna veces redondeada sobre un tronco recto; ramas y brotes retorcidos; densa.

Follaje. Brote pardo verde, cicatrices foliares levantadas, cóncavas, nudosas

Yema terminal ausente; las laterales por encima de las cicatrices foliares, rojo oscuro, aplanadas.

Hojas. acorazonadas, lanceolado-ovada, muy acuminada.

Flores y frutos. Las flores se abren a finales de junio y primeros de julio, de 6 cm de diámetro, dispuestas sobre la panícula de 15 cm; blancas con manchas amarillas y unas pocas púrpuras; frutos en vaina, de 20-45 cm de largo, de 1,5 cm ancho.

Catalpa híbrida americana

Es un híbrido entre la Catalpa ovata y la bignonioides introducido en Inglaterra en 1891. Es poco frecuente en general en jardinería.

Corteza. De color gris o pardo grisáceo, basta y profundamente fisurada en un retículo de gruesos surcos.

Copa. Cúpula enorme y desplegada, o alta y cónica.

Follaje. La hoja brota de un color púrpura oscuro; acorazonada, ovada amplia, a menudo más ancha que larga.

Flores y frutos. Flores tardías, primeros de agosto a principios de septiembre, pequeñas, blancas, teñidas de amarillo y manchadas de púrpura, intensamente fragantes, apretadas sobre las ramas de una alta panícula abierta. Fruto abundante, vainas de color pardo de hasta 40 cm de largo y rellenas de una especie de algodón.

 

Deja un comentario