1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Cómo plantar y cuidar una bromelia

Las bromelias son plantas muy vistosas, que se pueden cultivar tanto en interior como en exterior. Hay numerosas variedades de bromelias, entre ellas la piña, por lo que cuando la compres, interésate por el tipo de bromelia y los cuidados específicos que necesita. En cualquier caso, aquí os dejamos una serie de consejos, que os ayudarán a cuidarla en condiciones.

Las plantas de las bromelias proporcionan un toque exótico a la casa y aportan la sensación de los trópicos y climas soleados.

Cultivar una bromelia como planta de interior es fácil y aporta una textura y colorido interesantes al jardín interior. Aprenda a cuidar las bromelias y tendrá una planta de interior única y duradera de bajo mantenimiento.

Las Bromeliáceas

Si quieres saber más sobre plantas ornamentales

La apariencia inusual de la bromelia haría indicar que la planta es de alto mantenimiento y requiere habilidades especiales de jardinería. La planta es apreciada por su follaje grueso que crece en una roseta natural.

Las bromelias puede producir una inflorescencia o flor cuya forma y color varían ampliamente entre cada variedad. Las hojas anchas tienen forma de espada o de cuchara y crecen alrededor de una “taza” central, la cual captura agua en el hábitat de la planta. Las plantas bromeliáceas suelen ser epifitas y se adhieren a los árboles u otras estructuras. No son parasitarias, sino que simplemente utilizan las estructuras como perchas para captar el sol y la humedad.

Cómo cultivar bromelias

Estas plantas están disponibles en viveros y centros de jardinería. Las plantas de bromelia necesitan una exposición de luz media. Los nuevos jardineros que aprenden a cultivar bromeliáceas descubrirán que la planta no necesita macetas profundas o suelos gruesos. Se desarrollan aún mejor en macetas poco profundas y pueden crecer en medios con poco suelo como la mezcla de orquídeas, una mezcla de corteza, musgo esfagnum y otras enmiendas orgánicas.

Estas epífitas no son de larga vida, generalmente empiezan a deteriorarse después de la floración. Aunque las plantas de bromelias interiores fallarán después de un tiempo y dejarán de crecer, producirán hijos o esquejes, que puede quitar y comenzar como nuevas plantas.

Vigile los esquejes en la base de la planta y cuídelos hasta que sean lo suficientemente grandes para separarse de la planta madre. Para eliminarlas, córtalas de la matriz y luego colóquelas en una mezcla de musgo esfagno o en cualquier medio bien drenante. Estos esquejes de bromelia requieren el mismo cuidado que la planta madre. Tan pronto como el esqueje forme una taza, es importante mantenerla llena de agua para que la nueva planta reciba la humedad adecuada. El cultivo de bromelias es un hobby gratificante que puede continuar durante años si se cosechan los esquejes.

Cuidados de la bromelia riego y suelo

En general, los suelos comunes no les sientan bien a las bromelias, pero al haber tantas variedades, las condiciones del mismo son diferentes según el tipo de planta. Hay que tener en cuenta que en la llamada “variedad terrestre” (parecida a la piña) lo mejor es mezclar a partes iguales sustrato orgánico para siembra y sustrato corriente, con una parte de perlita o arena; el objetivo es formar un suelo con un alto grado de drenaje porque estas bromelias necesitan más agua de lo normal.

Cómo plantar bromelias en tronco

Si pertenecen a la variedad “no terrestre” o “epífita”, quiere decir que crece sobre otras plantas, y normalmente las encuentras en el vivero sobre un pequeño tronco de madera o en macetas. Puedes trasplantarla a una maceta, pero tiene que tener agujeros, no sólo en la base sino también por toda la maceta, ya que etas plantas necesitan aire; este tipo de macetas se venden en los viveros, o si eres un poco apañado, puedes hacerle tú los agujeros.

A las bromelias epífitas  también les viene bien un sustrato a base de trozos de árbol descompuesto, carbón vegetal, cascara de arroz y perlita. Otro suelo que les puedes proporcionar es a base de tierra vegetal, arena y turba rubia a partes iguales.

Tipos de Bromelias

Como sucede con el suelo, los cuidados dependen del tipo de bromelia que vayas a plantar. No obstante, si son epífitas o no terrestres, han de estar siempre al aire libre y en lugares muy luminosos. Lo cual no quiere decir que le tenga que dar la luz directa del sol; de hecho, ésta les sienta mal, salvo una variedad que crece en áreas desérticas.

Tampoco les favorece el exceso de agua, que provoca que las raíces se pudran.  Hay que vigilar que la tierra mantenga siempre un cierto grado de humedad, que es lo que las bromelias necesitan.

Las bromelias no soportan las heladas y necesitan temperaturas entre los 20⁰C y los 35⁰C. Por lo que en invierno debes considerar pasar tu planta a una habitación que tenga mucha luz y sea cálida.

En cuanto al uso de fertilizantes, espera a que tu bromelia se convierta en una planta adulta y no apliques nunca el fertilizante directamente; ten en cuenta que estas plantas crecen muy lentamente y que el fertilizante no va a influir en su crecimiento, aparte de que no lo absorben con la misma rapidez que otras plantas. Procura no pasarte con el fertilizante ya que se ha observado que las hojas se alargan en exceso y pierden densidad, al tiempo que disminuye el color de la misma.

Cómo forzar la floración de las bromelias

Aunque una bromelia adulta no florecerá, con un poco de cuidado, los esquejes o retoños florecerán nuevamente.

Primero, un lugar adecuado y algo de cariño.

Separe los retoños de la planta madre con un cuchillo afilado y limpio en la base.

Deje los retoños al aire durante un día o dos para que se endurezcan antes de plantar.

Use una mezcla de tierra que drene bien.

Mantenga el centro de la bromeliada lleno de agua y añada una vez cada dos semanas una solución diluida de algas marinas líquidas o de compost diluido. Esto animará a la joven bromelia a florecer y crecer.

Sólo las plantas maduras florecerán, por lo que se requiere un poco de paciencia cuando se obtienen bromelias de los esquejes.

Añadir algunas sales de Epsom disueltas a la taza una vez al mes para estimular la producción de clorofila y flores.

Forzar la floración de una bromelia también requiere un entorno apropiado.

Introducir la planta en un film traslucido y meter rodajas de manzana, kiwi o plátano. Estas frutas emiten etileno gaseoso, que ayudará a forzar la floración de la planta.

Mantenga la planta en la bolsa durante 10 días y retire la cubierta. La planta debería florecer en seis a 10 semanas con un poco de suerte.

Deja un comentario